Las cámaras de privación sensorial se han utilizado para tratar la adicción a la nicotina y a los cigarrillos durante casi una década.

Pero, ¿pueden ser útiles para tratar adicciones más fuertes?

Si bien muchas personas recurren cada vez más al aislamiento sensorial para tratar las adicciones a opiáceos y al alcohol, el debate sigue abierto. No tenemos suficientes evidencias científicas para probar si la privación sensorial es útil o no.

¿Por qué? Se han realizado muy pocos estudios sobre si el REST u otra terapia con tanque de flotación realmente ayudan a recuperarse de una adicción a las drogas. Los que se han publicado suelen ser muy limitados y no utilizan suficientes factores para garantizar los resultados, grupos muestra amplios, comparación de resultados o opción de estandarizar estos resultados.

Sin embargo, en Flotarium creemos que hay evidencias a considerar aunque no tengamos una certificación científica clara.

Alivio del estrés: el estrés es una de las principales causas de adicción y recaída en comportamientos adictivos.

Usar la terapia en tanque de flotación para aliviar el estrés puede ayudar a relajar la mente, y el cerebro facilitando la producción de endorfinas como la serotonina y la dopamina. Si recuperamos el bienestar estamos más preparados para gestionar nuevos capítulos de estrés y antojos más fácilmente.

Meditación: la meditación está estrechamente relacionada con la mejora de la salud mental, la disciplina y el alivio del estrés.

Los estudios muestran que los programas de meditación basados ​​en la atención plena pueden mejorar significativamente el comportamiento adictivo, reduciendo la posibilidad de recaída en las personas que la practican.

Debido a que la terapia de flotación en Flotarium tiene un fuerte componente de meditación, puede influir de manera similar a las personas que sufren de adicciones.

Disciplina mental: la privación sensorial requiere que estés a solas, que te concentres en algo y que continúes con el tratamiento incluso si es desagradable o aterrador. Al igual que con la meditación, esto requiere y desarrolla una disciplina mental, que puede ayudarte en otras áreas, como cuando te enfrentas a los antojos o cuando tomas decisiones.

Mejorar la autoimagen: la autoimagen o el ego es una parte importante de la salud psicológica. Pero también es algo que está muy dañado por el abuso de sustancias. La terapia con tanque de flotación te obliga a estar a solas, y a menudo, a reconciliarte contigo mismo. Sin distracciones ni interferencias externas, puedes construir una nueva proyección de tu propia imagen, lo que puede ayudar a superar la adicción.

La mayoría de estos beneficios de la terapia de flotación se prueban en estudios pequeños. La mayoría no son lo suficientemente extensos o lo suficientemente grandes como para ser ampliamente aceptados por la comunidad médica.

Si bien el colectivo médico aún está deliberando sobre si la terapia con tanque de flotación ayuda en el tratamiento de adicciones, podemos afirmar que no lo perjudica.

La terapia de flotación en Flotarium por sí sola, no se pueda considerar un tratamiento para la adicción, se puede usar como complemento de la terapia cognitivo-conductual o como un programa de tratamiento completo.

Los tanques de aislamiento tienen numerosos beneficios que pueden ayudarte a superar la abstinencia y la recuperación, pero no son un tratamiento por sí mismos.
Si optas por utilizar la terapia con tanque de flotación como parte de tu tratamiento, asegúrate de hacerlo para complementar un programa de terapia con base científica, si es posible.

Compartir

Menú