7 Razones para probar la terapia de flotación

1. Alejarse de todo.

¿Cuántas veces hemos oído de lo importante que es tener tiempo para un@? Probablemente muchas! Y ¿cuántas veces nos interrumpen llamadas, textos, timbres o los niños cuando lo intentamos? Será difícil que te exijan algo si estás flotando en un Flotarium.

2. En ti y para ti. 

Es una experiencia personal, individual y privada. Tienes el control de la sesión de flotación: con luz, sin luz, con música, sin música… Si quieres incorporarte, se puede. Si quieres dar giros, se puede. De ti depende.

3. Es divertido.

Cuando la tendencia es de hundirse en los espacios con agua, la sensación de flotar en el Flotarium es maravillosa. Te puede costar unos minutos que tu cuerpo se relaje, pero una vez lo haces, sientes la sensación de no pesar nada, la ingravidez.

4. La flotación puede ser una terapia física y mental.

Muchos estudios sugieren que la flotación ayuda en muchos aspectos como el insomnio, los dolores de cabeza, la ansiedad y el estrés. También acelera la recuperación.

Pero no hace falta que seas un atleta profesional para disfrutar de sus beneficios. Flotando se reduce el dolor en músculos y articulaciones y aligera la presión mental.

Las malas posturas dorsales sea por el trabajo, los niños o por el paso de los años, nos pasan factura. Durante la sesión de flotación la espalda se estira de manera activa y se reducen tensiones y molestias.

5. Ayuda a apagar tu cerebro.

Ok, esto no está científicamente probado, pero durante la flotación puedes desconectar y no pensar en nada. No se trata de repasar la lista de cosas pendientes, pensar en la cena, en cuánto va a costar la reparación del coche… nada.

6. Despierta tu creatividad.

Pequeños estudios demuestran que los participantes en sesiones REST muestran una mayor creatividad, mejoran la imaginación y la memoria.

7. Suaviza.

El Flotarium contiene una solución de 600 litros de agua y 300 Kilos de Sales Epsom (sulfato de magnesio), creando de este modo, una densidad como la del Mar Muerto con las propiedades minerales de las aguas termales. Te aseguramos que tu piel y cabello quedan suaves y sedosos.

Esta es la belleza de la flotación: hay quien los hace para la recuperación física, algun@s como experiencia de meditación o espiritual, o simplemente para relajarte y dedicarte a ti.

COMPARTIR

, ,
Menú