La gravedad es algo curioso: está presente permanentemente en nuestra vida cotidiana, pero no somos conscientes de los efectos que tiene en nuestro cuerpo. 

En realidad, simplemente por el hecho de estar de pie hace que se ejerza una gran presión gravitacional sobre el cuerpo.

Quilos de presión actúan sobre nosotros  y con el tiempo pueden provocar estrés y problemas estructurales en espalda, cuello, caderas y abdomen.

Flotar en una gran bañera con más de 300Kg de sal de Epsom permite que cada parte de nuestro cuerpo se libere de esta presión y se relaje de forma independiente, reduciendo la tensión muscular gravitacional que sentimos cada día.

La investigación ha demostrado que reducir los efectos de la gravedad permite a nuestro cuerpo concentrarse en cada pequeña sensación.  Dentro del Flotarium somos conscientes de los nudos, la tensión muscular crónica y la tensión esquelética.

Además de la relajación muscular y la mayor conciencia del cuerpo, la reducción de los efectos de la gravedad también tiene un gran impacto en nuestro sistema circulatorio.

La sangre puede circular más libremente y nuestro corazón funciona de manera más eficiente, por lo tanto, la presión arterial baja y las áreas lesionadas reciben más flujo sanguíneo.

En nuestro día a día vivimos con una sobrecarga de estímulos y la terapia de flotación nos permite un RESET

Calidez, seguridad, contención. Una luz tenue y una música nos pueden acompañar, si tememos a la oscuridad y al silencio.
Poco a poco, se vuelve un espacio de atención hacia el cuerpo que recobra su ritmo y su tiempo y regresa a sus equilibrios internos, a menudo perdidos u olvidados.

Un espacio sin estímulos, permite una inmersión profunda en el interior de uno mismo.

El proceso consiste en reclinarse en una bañera de agua salada, a oscuras y en silencio, y permanecer allí durante un tiempo determinado. Algunos de nuestros clientes han encontrado ayuda para curar el insomnio, aliviar el dolor crónico y escapar de la adicción y los trastornos mentales, como la ansiedad y la depresión.

FLOTAR EN FLOTARIUM

” Puedes disfrutar de los baños de sal de Epsom en Flotarium, el agua de nuestros tanques de flotación contiene una concentración muy alta de sales de Epsom, que hacen que flotar en ella sea altamente beneficioso”.

Disfruta de la flotación en Flotarium. Sesiones de 50 minutos, disponiendo de 10 minutos adicionales antes y después para cambiarte y ducharte.

REDUCE

· El estrés y la tensión muscular.
· El ritmo cardíaco, el ritmo respiratorio y el pulso.
· El insomnio, la depresión y la ansiedad.
· La fatiga y el dolor crónico: migrañas, dolores de espalda, artritis, asma, trastornos gastrointestinales y cardiovasculares…
El dolor premenstrual y el Jet Lag.

MEJORA

· La circulación sanguínea.
· La circulación linfática y el metabolismo celular
· La capacidad de aprendizaje y la concentración
· Se estimula la creatividad y la imaginación.

REFUERZA

· El sistema inmunológico.
· La confianza en uno mismo
· La sensación general de bienestar.

SALES DE EPSOM

PROPIEDADES MÉDICAS: Mejora la circulación sanguínea · Ayuda a eliminar las toxinas y metales pesados · Mejora la función nerviosa · Reduce los dolores musculares y la inflamación.

PROPIEDADES COSMÉTICAS: · Suaviza y exfolia la piel · Reduce la hinchazón y la inflamación · Retira toxinas del cuerpo · Es un emoliente natural.

Compartir

Menú