Con nuestra experiencia observamos que todos las personas usuarias de Flotarium que nos visitan por primera vez, inicialmente no tienen ningún objetivo.

Y creemos que esta es la mejor actitud, ya que si no tienes expectativas, nunca te sentirás decepcionado con la experiencia.

Permite que tu subconsciente elija con qué quiere lidiar, y deja que tu cuerpo encuentre su propio camino hacia la relajación profunda.

Los usuarios novatos necesitan flotar de tres a cinco veces para conectar realmente y disfrutar de los beneficios de la Terapia de Flotación.

Inicialmente tienes que adaptarte al espacio y acostumbrarte a la sala de flotación, a las sensaciones iniciales dentro del tanque de flotación para llegar a experimentar la relajación profunda.

Seguir estos consejos pueden ayudarte a aprovechar al máximo tu experiencia Flotarium:

Antes de tu sesión

Mejor si haces una comida ligera, evita tomar cafeína y asegúrate de ir al baño. Si has preparado tu cita con antelación evita el afeitado y el tinte el mismo día.

Dentro de la Sala: tu entorno Flotarium

Seca bien tu cara después de la ducha previa al Flotarium, una cara seca asegurará una mínima posibilidad de que sal se acerque a los ojos.

Dentro del Flotarium

Cierra los ojos, relájate y flota

Después de tu sesión de Flotarium

Tenemos una habitación donde puedes prepararte para volver al mundo. Está provisto de secador de pelo y algunos elementos esenciales, pero es posible que prefieras traer tus productos personales para el cabello y maquillaje.

Los Beneficios de flotar se quedan en ti

No importa cómo te has sentido durante tu primera experiencia, la flotación reduce automáticamente el cortisol (estrés), aumenta la serotonina (estado de ánimo), alivia los músculos y relaja la presión sobre articulaciones. Estos beneficios y más estarán contigo durante horas y, a veces, días después, dejándote relajad@, renovad@ y restaurad@.
Menú